About | Follow

Querida pálida.

Publicado el 6 de noviembre de 2012 |

Me llamo Águeda y acudo a ti (Oh Oráculo de Sabiduría de la mujer contemporánea) en busca de consejo.

Soy rubia y pálida. Muy pálida, extremadamente pálida. Lo llevo bien, me gusta mi aspecto. Pero elegir el color de mi ropa no me resulta nada sencillo. En los catálogos/revistas/blogs y demás aparecen modelos de piel muy pálida fabulosas con cualquier color. Pero, como la vida real no es una sesión de fotos con sus filtros y sus focos, necesito encontrar colores que me favorezcan

El blanco hace que mi rostro se desdibuje y desaparezca, los tonos marrones me hacen parecer enferma. Solo tengo ropa negra, verde y vino tinto, de la que ya estoy cansada y profundamente aburrida. HELP Petite!

Iris Strubegger by willi vanderperre

Iris Strubegger by Willy Vanderperre.

Querida Mujer Pálida,

¡Me alegro de

que me hagas esta pregunta! De hecho, en un mundo paralelo, esta habría sido la supuesta pregunta que habría hecho al supuesto consultorio de

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)

la supuesta GrandeBlonde.

Vamos, que tengo el mismo problema.

Pero, como sabéis, la ignorancia nunca ha sido un freno a la hora de

lanzar mis consejos a lo loco, así que vamos allá.

Piel pálida PERO resplandeciente by Fredrik Wannerstedt.

Efectivamente. Ser pálida mola, pero (oh, sorpresa) parecer muerta no. Por eso, antes de ir a por los colores, quiero compartir algunos tips que he ido aprendiendo para sacar partido a la palidez y dar la impresión (¿?) de estar viva.

1. Hidratación:
Para conseguir la mejor versión de tu piel es obvio que debes hidratarla como se merece. No hay más que hablar. Piel hidratada = piel sana y luminosa.

2. Base de maquillaje:
Por dios, si te maquillas, busca una base acorde a tu tono de piel. Clarita. Más clara de lo que piensas. Más incluso de lo que piensas ahora.

Aviso. No es fácil. Yo tuve que esperar alrededor de un mes para que llegara a Sephora mi tono de Bourjois Healthy Mix.

Pero mereció la pena. Cuando tienes la piel blanca, las rojeces, ojeras, etc. se notan más de lo normal. Esas cosas, y no la palidez, son las que nos dan aspecto de enfermas terminales. No queremos eso.

Por eso, aunque no te guste maquillarte, a veces es bonito cubrir con una capa MUY ligera las partes más rojizas de tu piel. Así igualas el color y logras el ansiado efecto porcelana. Y para un resplandor extra, puedes intentar iniciarte en el mundo de los iluminadores.

3. Colorete:
A priori parece contradictorio, lo sé, pero hay que adaptar los looks revisteros a la realidad. Y la realidad es que un toque de colorete da salud y hace que la piel se vea más bonita y sana.

Yo uso el 34 de Bourjois y lo encuentro perfecto.

¿Ves? Esto no. Pero pillas la idea.

Ahora mismo puede parece que me estoy desviando un poco del tema. Y efectivamente, así es. De hecho, aún voy a soltarte otro rollo antes de abordar el tema de los colores.

Mundo pendientes. Yo no llevo porque me he vuelto un poco antisistema y, además, me dan alergia todos, pero unos pendientes pequeñitos pueden ser la salvación de las blancuchas. Dan luz instantánea alrededor de la cara. Son pura magia.

¿Qué pendientes? Aquí va mi teoría loca total.

En mi mundo hay 2 tipos de palidez; la cálida y la fría.

Las “pálidas cálidas” son las pelirrojas, las trigueñitas, las pecosas… A estas les quedan mejor los doraditos (TODO EN SU JUSTA MEDIDA, POR FAVOR).

Las “pálidas frías”, en cambio, son las de pelo más moreno, las que tienen una blancura más neutrex. A estas les favorece la plata y los brillantes.

Todo esto no está demostrado científicamente, pero mi sentido común y mi observación a lo largo de los años indican que, en este caso, no digo ninguna barrabasada.

El blanco puede funcionar si incorporas otros elementos de color.

Ahora sí. Los colores.

A pesar de lo que digan las revistas, no hay una regla infalible. Mi consejo es que experimentes sin miedo y te fíes de tu instinto. De todas formas, aquí tienes algunas indicaciones para guiarte en tu búsqueda.

Dices que eres rubia y el marrón te hace parecer enferma. En ese caso explota al máximo los colores básicos chillones. El rojo fuego, el azul eléctrico y el verde son los colores que, por contraste, destacarán de la mejor manera tu palidez.

Evita los pasteles. No hagas ni caso a las revistas y a las alfombras rojas. Los pasteles y nude son IMPOSIBLES para pieles pálidas. Llévalos solo si vas a ir perfectamente maquillada, y siempre siendo consciente del look romántico-mortífero que vas a conseguir. Ojo, siendo rubita, puede que el look mole, pero favorecedor NO SERÁ.

Huye del mostaza como si fuera la tirria. En contacto con la piel blanquita, lleva la palidez a un tono cetrino, como de cenicero. ¿Quién quiere parecer un cenicero?

Si estás cansada del negro, invierte en básicos gris marengo. Duran toda la vida y el contraste con el pelo rubio es precioso.

Dale al blanco. Quizás el invierno no sea el mejor momento, pero el blanco SÍ es un buen color para las pálidas, especialmente para las rubias. Ilumina y es fresco, limpio. Para evitar el efecto desdibujado, ponte unos pendientes, suéltate el pelazo o utiliza un collar o foular de algunos de tus colores fetiche para animar el rostro.

Y ya está. Espero haberte dado alguna idea útil. La moraleja es que, si consigues una palidez bonita, cualquier color te sentará mejor.

Y vosotros, amigos, ¿tenéis quizás el problema contrario? ¿Necesitáis consejos para un look tanned? ¿Queréis conocer los secretos del autobronceador? En ese caso, este no es el lugar adecuado para ello PERO, como siempre, si vuestra consulta incluye un pequeño drama, será la primera en ser respondida.

consultas [at] thepetitebrunette.com