About | Follow

Querida mujer trabajadora.

Publicado el 9 de octubre de 2013 |
0 comentarios

Hoy tengo una consulta que me ha llegado varias veces con diferentes enunciados: El dilema de la temida entrevista de trabajo. Sirva este caso, un pelín más curioso que el resto, como referencia para todos los demás.

Tengo una entrevista de trabajo muy importante y no tengo ni idea de cómo ir vestida. Es para un puesto de responsabilidad en una multinacional muy grande, pero la primera entrevista me la hace una headhunter. El tema es que la empresa no es un despacho donde vas de

traje, y es para un puesto de responsable, así que tampoco puedo ir muy “original” o moderna. Mi problema principal es que mi físico está muy bien para ser azafata o ligar pero no transmite fiabilidad laboral. En cuanto me pongo “seria” parezco una pornosecre. Por defecto soy “explosiva”: rubia, mucha teta, mucha curva, etc… y me cuesta mucho vestir para un tema como este.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Así,de entrada, no. Foto de

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (12)

Catherine Servel.

Nota: el tema de

las entrevistas de trabajo varía mucho dependiendo del sector y de nuestro estilo. Lo que viene a continuación es una generalización muy bestia para aplicar en casos de duda y pensada para puestos de oficina normales. 

Querida working girl:

Comencemos con la parte más surrealista de tu consulta. Dices que cuando te vistes seria pareces una pornosecre. Bien. Esto solo puede deberse a tres cosas: 1. Vistes noventera. 2. Vistes con ropa (demasiado) barata. 3. Todas las anteriores son ciertas.

La ropa pasada de moda y cutre da la sensación de ser un disfraz y puede que eso sea lo que te hace tener aspecto de guarri.

Es técnicamente imposible parecer porno con un pantalón y una camisa de tu talla de esta temporada de Zara Studio. Imposible. No hay manera. Atractiva, sí. Porno, no.

Por eso, empecemos por eliminar de tu armario las faldas o pantalones de raya diplomática, los pantalones de pinzas acampanados, las faldas de tubo por debajo de las tetas, los vestidos apretados de manga corta y escote abierto, las camisas blancas de manga corta afarolada, cualquier camisa entallada, cualquier camisa que no esté fabricada con una tela que puedas imaginar en el príncipe Carlos de Inglaterra, los jerseys cutres de Blanco con un cuello de camisa pegada por dentro, cualquier otra prenda de Blanco que tengas en el armario (así ya aprovechamos), los zapatos de plástico y las americanas cortas entalladas.

Todo eso es antiguo, cutre y fake business. A la basura.

Perfecto. Ahora ya estás preparada para ser una mujer contemporánea y respetable.

¿Cómo? Como todo en este consultorio: por pasos.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
O sea, ¿qué me pongo? Foto de Garance.

1. Piensa en tu estilo.

El objetivo número uno del modelito entrevista es que nos haga sentir cómodas y que permita que nuestras capacidades y personalidad brillen. Es como cuando te casas: tienes que conseguir una versión de ti misma más favorecida y nunca debes consentir que lo que lleves compita contigo.

Por eso es importante respetar nuestro propio estilo. Si siempre llevas faldas,  enfúndate una falda. Si te encantan los colores, adelante con el arco iris.

Pero si tu estilo es el de prostituta rusa o yonki del parque, olvida todo esto y pasa directamente al siguiente punto.
2. Ve de compras.

No hay ocasión más justificada que esta para ir de compras. A mí me encanta ir a las entrevistas de estreno. Me gusta estar segura de que la camisa que llevo está perfectamente limpia y planchada, y que no le falta ningún botón.

Llevar ropa nueva siempre te hace sentir un poco más subidita y eso viene bien a la hora de convencer en una entrevista.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Twin set recién estrenado, sin bolitas y con todo el color. GUSTAZO. (J.Crew)

¿Dónde comprar? En tu caso, NO ARRIESGUES. Huye de Blancos, Pinkies y Bershkas (maravillosos para otras ocasiones) y ve directa a las tiendas más aburridas a la par que contemporáneas que existen: Zara, Mango o COS. Así evitas despistarte.

Eso sí, en Zara no te alejes demasiado de las zonas Woman y Studio, que te veo venir.

¿Y qué comprar? Ahora veremos ejemplos, pero compres lo que compres asegúrate de que:

a. Todo es de tu talla exacta. Nunca más pequeña. No es momento.

b. Todo transpira. Una entrevista no es  momento para estrenar esa camisa de seda naranja. Elige materiales cómodos y que no te la jueguen en caso de nervios.

c. Todo queda bien puesto aunque te vistas con los ojos cerrados. Hay modelitos de los que tienes que estar pendiente: esa camisa que hay que meter dentro del pantalón un centímetro exacto, ese vestido que hay que ir bajando todo el rato, etc. Todo esto es mejor para otro día. Ahora compra ropa que viva por sí sola, con buena caída y formas normales.

d. Nada te eclipsa. Huye de estampados locos, estructuras futuristas o colores demasiado vivos cerca de la cara. Mejor llevar ropa sencilla que centre toda la atención en nuestra expresión y nuestros gestos. Siempre podemos darle el toque personal con los complementos.

e. No es demasiado formal. Ante la duda, baja un grado el nivel de formalidad de tu conjunto. Somos jóvenes y da mucha cosa ver a chicas de 25 años con traje de chaqueta perfectamente conjuntado. Respetando el código de la empresa (no lo he dicho, pero si te envían recomendaciones de vestimenta, síguelas), elige siempre algo un poco más casual de lo que tú crees. La vida no es como una película de brokers de los 90. (Ojalá).

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
Mírala qué mona, cómoda y respetable. ¡Y eso que lleva print! (J.Crew)

3. Masculinízate.

En tu caso hay una forma  sencilla de eliminar ese halo de pornosecre y transmitir seriedad. Es triste y me duele escribir esto, pero un conjunto más masculino suele funcionar mejor, especialmente si eres explosiva. (Da rabia, lo sé, pero hay que ser prácticas).

Ojo. Ahora no vale disfrazarse de hombre. (Por favor, ni se te ocurra ponerte una corbata). Elige piezas históricamente masculinas en versión femenina. Ejemplos: una americana larguita con las mangas remangadas en plan coqueto, una camisa oxford recta con unos pendientes majetes o combinada con una falda, etc.

“Masculina” suele ser sinónimo de “sosa”. Y, si vistes sosa, lo que llamará la atención será tu personalidad. As easy as that.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
Mango y J.Crew

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo  Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Mango y J.Crew

4. Pruébate cosas.

Dicho lo anterior, ¿qué deberías comprar? O mejor dicho, ¿qué deberías probarte en Zara para ir descartando cosas?

Pues básicamente un poco de todo, pero con mesura:

Faldas sí. De tubo, no.

Para eliminar el rollo porno descarta prendas que recuerden al tópico de secretaria sexy. Si quieres llevar falda, que no sea ceñida.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajoPetite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajoPetite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
J.Crew

Traje de chaqueta sí. Combinado, no.

Again. Fuera tópicos y antigüedades. Se puede ir formal sin parecer uniformada. Rescata algún pantalón de traje combinado con algo divertido o ponte una camisa básica con unos pantalones de pinza estampados.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajoPetite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajoPetite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

J.Crew

Monocromo sí. Aburrido, no.

Optar por ir de un mismo color de arriba abajo es práctico, contundente y estiloso.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
El negro es solo un ejemplo, pero siempre funciona y es serio. (Desconocida y Make life easier)

Vestido sí. Sexy, no.

Por tu cuerpo y tus problemas yo pasaría de vestidos, pero si te apetecen, vete a algo cero sexual.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
Zara y J.Crew

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Mango y Zara

Vaqueros sí. Pordioseros, no.

Hoy en día casi todos los sectores admiten los vaqueros como prenda para ir a trabajar. Pueden quedar tanto o más formales que un pantalón de pinzas.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

J.Crew y Stockholm Streetstyle

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Una voguette, Caramelo, Mango.

Masculino sí. Femenino, también.

Amiga, grábate esto a fuego: las camisas con caída son tus amigas. Son camisas (masculinas, formales) y delicadas (femeninas, atractivas). Tienen el equilibrio justo que necesitas en una entrevista. Además, si eres muy tetona, disimulan el escote y te hacen parecer más delgada.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

J.Crew, El blog de Chuchus, Chloe K.

5. Aprende a maquillarte o no te maquilles.

IMPORTANTÍSIMO. De nuevo el mantra aquí es huir de disfraces. A no ser que seas una virtuosa del maquillaje (si es así, adelante con lo que te hagas siempre), este es el momento de “menos es más”.

¿Cuáles son los básicos para alguien que no se maquilla mucho?

a. Máscara de pestañas para abrir bien los ojos.

b. Colorete para darnos un tono vivo y despierto.

c. Tu barra de labios nude de confianza. Los rojos son maravillosos, pero tienen el inconveniente de que necesitan retoque, pueden manchar los dientes y, a veces, se diluyen a trozos. Mejor una barra fácil que te dé color y no moleste.

d. Opcional: BB Cream, corrector o base ligera para unificar color y disimular rojeces. Solo si ya la has probado antes y queda natural.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
Voilà. Sofisticada y natural.

6. Cuida los complementos

Básico en la lucha contra el look secretaria sexy. Los complementos tienen que ser discretos, de calidad y estar en buen estado.

Es preferible llevar una bolsa de tela limpísima y nuevita a presentarte con un bolso de Stradivarius trillado y con las costuras a punto de explotar. Huye también de bolsos de mano tipo fiesta. Mejor uno mediano en el que quepa una libreta.

Con los zapatos igual. Discretos y limpios. Si llevas tacones siempre, pues tacones. Si llevas bailarinas, pues bailarinas. Nada de experimentos, no queremos que te hosties nada más entrar por la puerta.

PELO. (¿Aceptamos pelo como complemento? ¿Sí? Gracias). El pelo debe estar limpio de esa mañana y seco. Si estás en una fase de flequillo en crecimiento que se te pone delante de la cara, mejor recógelo con una horquilla. Nada más odioso que hablar con alguien que no deja de separarse los mechones de la cara.

Si llevas el pelo por las rodillas, lo mismo es buena idea hacerte una coleta o trencita mona. Por lo del look pornosecre, digo. Yo siempre llevo el pelo suelto a las entrevistas porque los moños me ponen nerviosa. Pero claro, yo aparento 16 años y tú aparentas secretaria sexy.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo
Joven y profesional. Vivan los coleteros metálicos. (Style limelight)

7. Ojo con lo que no se ve. (JAJAJA. ES CASI UN JUEGO DE PALABRAS).

A no ser que uses una fragancia extremadamente suave y que ya forma parte de ti, evita (palomita) bañarte en perfume. El olor a colonia es de las cosas que más molestan en una conversación. Todos lo hemos vivido. Es preferible oler a pelazo limpio y crema hidratante.

Otra cosa que no se ve y juega un papel esencial en nuestra actitud es la ropa interior. Lleva tu mejor braguita y tu mejor sujetador, los que te hagan sentir más fucker y más segura de ti misma. Si hay que comprar algo nuevo, pues se compra. En tu caso es la manera de mantener viva la llama pornosecre al menos en tu interior.

8. Piensa con antelación.

Prepara lo que te vas a poner el día antes. Pruébatelo. Camina. Muévete. Asegúrate de que vas a estar cómoda y guapa. Improvisar en estos casos siempre es mala idea.

Dices que la primera entrevista es con los headhunters. Yo no gastaría mi modelito perfecto con ellos. Con los headhunters vale más ir un poco (más) sosa porque no tienes que sorprender y enamorar, solo pasar el filtro. Reserva el conjunto bueno para la entrevista en la empresa.

Si necesitas algo de inspiración asexual para decidirte, fíjate en:

Emmanuelle Alt

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Las Voguettes francesas en general

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Ir sin sujetador no suele ser buena idea, pero la tía tiene rollo.

Caroline Issa, si te sientes atrevida.

Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo Petite Responde - Cómo vestir para una entrevista de trabajo

9. Olvídate de la ropa.

Una vez salgas de casa, concéntrate en tu entrevista y en ti misma. Se acabó el tema ropita y pornosecre, ya no hay que pensar más en eso. De hecho, de eso iba todo lo anterior, de elegir algo que desaparezca de tu mente en el momento en que salgas hacia la entrevista.

Ahora lo importante eres tú. Suerte. Y recuerda que si te cogen, habrá sido gracias a mí.

Y vosotras, ¿también andáis en busca de un cambio laboral? ¿Sois pornosecretarias y queréis evitar el look serio en vuestras entrevistas de trabajo? Sea cual sea vuestro problema, escribid a consultas[at]thepetitebrunette.com e intentaré arreglaros la vida con un post.

Comentarios (0) Deja un comentario »

Deja un comentario